Logo Sónica
Música

Chuck Berry y la INCREÍBLE historia del supuesto plagio de 'Johnny B. Goode'

La leyenda del rock n' roll fue acusado de robarse el icónico riff de 'Johnny B. Goode", y desde entonces la canción escondió un misterio. Conoce la historia detrás de supuesto plagio.

Escrito en Curiosidades el
Chuck Berry y la INCREÍBLE historia del supuesto plagio de 'Johnny B. Goode'
Chuck Berry fue uno de los músicos más influyentes en la historia del rock and roll. Su canción más popular es "Johnny B. Goode". Vía: Instagram @chuckberry

Ninguna leyenda de rock se ha podido salvar de las acusaciones de plagio. Aunque se ha señalado que sus obras son un homenaje de otras, muy pocos músicos han logrado salir 'bien parados' de estos señalamientos. A cuatro años de su fallecimiento, Chuck Berry sigue siendo recordado por su legendaria melodía "Johnny B. Goode", por la cual fue acusado de supuestamente haberla plagiado, pero ¿cuál es la verdadera historia detrás de la canción? 

Hablamos del mayor éxito de Chuck Berry, que apareció por primera vez en su tercer álbum de estudio, 'Chuck Berry is on Top' (1959) y que por sus ventas se colocó en el segundo lugar de la lista 'R&B Singles' y la octava posición de los Billboard Hot 100. Además se encuentra en el séptimo lugar de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. 

¿Chuck Berry plagió "Johnny B. Goode"? 

La canción fue escrita por el mismísimo músico en 1955 y eso nadie lo puede negar porque en su letra cuenta como un chico de campo toca la guitarra con el objetivo de ser una estrella de rock sobre el escenario.

Chuck Berry reconoció que la canción tenía una parte autobiográfica y hasta le hizo una modificación pues en aparecía 'colored boy' (chico de color) y lo cambió a "country boy" (chico del campo), como otras de sus canciones, para que pudiera ser tocada en la radio. Un elemento biográfico en el sencillo es que menciona la avenida Goode 2520 de Saint Louis (Misuri), donde nació el músico. 

Otro esbozo de autobiografía en "Johnny B. Goode" es que contiene una broma privada. El título es un juego de palabras "Johnnie, be good" (Johnnie, sé bueno), una frase que Barry solía dedicarle al pianista de su grupo, Johnnie Johnson. 

Hasta aquí, uno podría pensar "bueno, entonces ¿por qué lo acusan de plagio?". Lo que pasa es que el riff de guitarra que abre la canción suena igual que la apertura del tema "Ain't That Just Like a Woman" (1946), del líder de orquesta Louis Jordan y que fue tocada por el guitarrista Carl Hogan. Al notar esta similitud, los críticos y la prensa comenzaron a cuestionar al músico. 

Al principio, él lo negaba hasta que unos años más tarde, en una entrevista con una emisora de radio de San Luis, Berry reconoció que había tomado el riff. 

"Estaba esa canción de Louis Jordan ("Ain't That Just Like a Woman"). Yo debí escucharla en la gramola de algún bar, a finales de los años 40. Me fijé en su riff de introducción, que me pareció brillante, lo archivé en mi cerebro, y muchos años después, cuando escribía 'Johnny B. Goode', salió a flote y lo incorporé a la canción", dijo. 

Finalmente se trató de una apropiación casi inconsciente, un giño, un homenaje al riff "Ain't That Just Like a Woman", de Louis Jordan. Eso no impidió que  "Johnny B. Goode" se convirtiera en la inspiración de muchas estrellas de rock. ¿Ya conocías esta historia de Chuck Berry? Visita el Facebook, Twitter e Instagram de Sónica.mx para conocer noticias, datos curiosos y más del mundo de la música.

 

Temas