Logo Sónica
Rock

'Somos más populares que Jesús': La frase de John Lennon que indignó y provocó su MUERTE

Una entrevista con el músico desató una controversia ,que sigue siendo recordada hasta nuestros días, y la que causó un boicot, y al final de las giras de The Beatles. Entérate qué dijo Elton John.

Escrito en Curiosidades el
'Somos más populares que Jesús': La frase de John Lennon que indignó y provocó su MUERTE
John Lennon desató el enojo de millones con una frase. El músico habló sobre la influencia de los Beatles . Vía: Instagram @thebeatles

Los artistas pueden tener una visión de la vida distinta al resto de la población, la cual muchas veces los pone en aprietos, como John Lennon, quien durante una entrevista en 1966 dio una declaración que hizo enojar a los católicos, y llevó a un boicot, al final de las giras del cuarteto de Liverpool y, catorce años más tardes, a su asesinato. 

Seis de la formación de los Beatles, el diario 'London Evening' contactó a John Lennon para realizarle una entrevista con el fin de crear una serie de artículos donde se mostrará "¿Cómo vive un Beatle?" e incluiría un repaso por su existencia, aficiones y sueños de cada miembro de la banda. 

"Somos más populares que Jesús", la historia detrás de la frase de John Lennon 

La periodista británica, Maureen Cleever, entrevistó a John Lennon, quien era un joven de 25 años, casado -todavía estaba casado con Cynthia-, y con un hijo (Julian). Prácticamente era una persona normal solo que ya empezaba a vivir la vida caótica de las superestrellas del mundo. 

En medio de una conversación sobre las horas bajas que atravesaba la iglesia en Inglaterra y sobre la posición de los ídolos del pop y cine como unos ejemplos de la juventud en la década de los setenta, John lanzó una frase: "Ahora mismo somos más populares que Jesús". 

El 'London Evening' no le pareció interesante porque ni la resaltaron, ni mucho menos en Inglaterra. La frase de John Lennon pasó desapercibida por unos meses hasta que tomó relevancia en Estados Unidos, y causó una polémica que cambio el rumbo de la banda. 

Todo se debió a una publicación de la revista 'Datebook' donde se eligió una de las frases de John Lennon para llevarla en su portada: "No sé que desaparecerá antes: si el rock and roll o el cristianismo". Durante años, la publicación fue señalada como la culpable de provocar los ataques y cambiar el rumbo de la banda para siempre. 

Las cosas empeoraron en agosto de ese años, pues se inició un grupo "anti-Beatles", iniciada por un pinchadiscos de una emisora de Alabama que pidió que no se escucharan más canciones de la banda y se quemaran sus discos. Más tarde, una iglesia de Ohio amenazó con excomulgar a los feligreses que fuera a un concierto del cuarteto. 

En otros lugares del "cinturón bíblico" de Estados Unidos se quemaron los discos de los Beatles. La banda y su equipo se preparaban para la promoción de su próximo álbum 'Revolver' y su gira por el país norteamericano estaba por comenzar. El 6 de agosto, el mánager de The Beatles, Brian Epstein, dio una conferencia en Nueva York para hablar sobre el boicot. 

Cinco días después, John Lennon dio una conferencia en Chicago donde dio una explicación de sus palabras, y también resaltó que había sido malinterpretado. 

"Si hubiese dicho que la televisión es más popular que Jesús, no hubiese pasado nada. Hablando con una amiga (Maureen Cleever)  usé la palabra 'Beatle' de un modo abstracto y remoto, porque así es como la gente nos percibe. Dije que ahora mismo tenemos más influencia en los jóvenes que cualquier otra cosa, incluido Jesús, pero no me expresé debidamente", explicó el músico. 

John Lennon recalcó que su frase era sobre Inglaterra, y como en ese momento, los Beatles eran más importantes para los jóvenes que Jesús o la religión, y que no pretendía ofender a nadie. Agregó "No nos estaba comparando con Jesucristo". La declaración apaciguó las cosas, pero eso no evitó que en los accesos donde tocaba la banda aparecieran letreros donde les decían que no eran bienvenidos. 

En un concierto del 29 de agosto de 1966 en Clandlestick Park, San Francisco, alguien aventó un petardo por lo que fue el último concierto de esa gira. Más tarde, uno de los fundamentalistas cristianos que adoraba a The Beatles, comenzó a destruir los discos de la banda por las declaraciones de Lennon, su nombre es Mark David Chapman

El joven se obsesionó con la frase de John Lennon, y el 8 de diciembre de 1980, cerca de la puerta del edificio Dakota donde vivía el ex Beatle, Chapman se acercó al músico y le disparó. ¿Conocías esta historia? Sigue a Sónica.mx en Facebook, Twitter e Instagram.