Logo Sónica
Música

Syd Barrett, de Pink Floyd, se inspiró en el LSD para el primer disco de la banda, ‘The Piper at the Gates of Dawn’

El disco debut de Pink Floyd estuvo resumido en una época donde la era psicodélica estaban compuestas por las canciones de Syd Barrett, las cuales nacieron por una droga.

Escrito en Curiosidades el
Syd Barrett, de Pink Floyd, se inspiró en el LSD para el primer disco de la banda, ‘The Piper at the Gates of Dawn’
Syd Barrett y su adicción a una popular droga que inspiró el álbum de Pink Floyd. La era de la psicodélica estuvo marcada por la canciones compuestas por Barrett. Vía: Instagram @sydbarrettx

La grabación del primer álbum de Pink Floyd marcaría el futuro de la banda, pues mientras Roger, David, Nick y Richard se preocupaban por el bienestar mental de su compañero, Syd Barrett estaba obteniendo su inspiración en una poderosa droga, la cual más tarde se convertiría en su tormento. Para conmemorar el aniversario luctuoso este 7 de julio, te contamos un poco más sobre aquella droga que fue importante para la era psicodélica de la banda de rock.

Su ascenso musical fue de la mano de la caída psicológica de Syd Barrett que nadie se imaginaba pues cuando era un pequeño llevó una vida con una familia de clase media en Inglaterra. Su gusto la música y el arte a los 16 años lo beneficiaron en estudiar en la Camberwell College of Arts en Londres donde estudió pintura. Antes de entrar a Pink Floyd, escribía canciones y luego se unió a los estudiantes de arquitectura Roger Waters, Nick Mason y Richard Wright en su banda.

LSD, la droga que dio sencillos ‘See Emily Play’ y ‘Arnold Layne’

The Beatles comenzaron a alejarse del pop y a experimentar con sonidos diferentes en el álbum ‘Revolver’, luego se uniría a tendencia Pink Floyd. En 1965, Syd se acercó por primera vez al LSD, una droga que apenas se ponía de moda en la escena musical de aquella época. Tras haberla consumido, casi se adentra a un culto, pero su juventud no se lo permitió, sin embargo, aquellas experiencias definirían la música de la banda a lo largo de su historia.

Barrett quería experimentar más profundo e integrar el arte en la música, y por ello, se obtuvieron clásicos, como ‘See Emily Play’ y ‘Arnold Layne’, los cuales poco a poco atrajeron la atención de sus seguidores y de la crítica y hasta EMI los firmó para grabar su primer disco: ‘The Piper at the Gates of Dawn’.

A pesar de conseguir mucha inspiración del LSD, la mente de Barrett empezó a destruirse pues no tenía el mismo efecto de consumir una dosis y hacerlo al día siguiente, con el fin de obtener los mismos efectos. Al principio, se halló con sonidos más psicodélicos y profundos, pero luego su adicción puso en riesgo su psique.

Los problemas detrás de ‘The Piper at the Gates of Dawn’

Para el disco debut de Pink Floyd, Barrett quería llevar la música al límite, pero eso lo llevaría a su peor pesadilla. Aunque participó en la mayoría de las canciones creando composiciones insólitas de la época, su mente sufría las consecuencias, y sus compañeros fueron testigos de los momentos en los que estaba quieto y al otro no para con su energía. Roger, David, Nick y Richard lograron que se terminará con el álbum, pero no tuvo el mismo efecto con Syd y su adicción.

Syd Barrett no podía mantenerse sobre el escenario a pesar de presentarse junto a Jimi Hendrix en 1967 para promocionar ‘The Piper at the Gates of Dawn’ pues en esa ocasión, solo veía a la nada sobre el escenario. Al poco tiempo de esas presentaciones, la banda se separó de él sin avisarle y David Gilmour lo reemplazó de tiempo completo.

Incorporaron su última canción al segundo álbum de la banda, ‘Jungband Blues’ donde se despidió del mundo para habitar su tierra de fantasía creada por el abuso del LSD. ¿Con cuál canción recordarás a Syd Barret, de Pink Floyd, en su aniversario luctuoso? Compártenoslo en las redes de Sónica.mx