Logo Sónica
Música

¿Qué era lo que tomaba Amy Winehouse en sus conciertos?

La británica se convirtió en uno de los mayores exponentes del soul, pero luego de fallecer a los 27 años dejó truncada una prometedora carrera musical

Escrito en Curiosidades el
¿Qué era lo que tomaba Amy Winehouse en sus conciertos?
Amy Winehouse. posee el álbum más vendido del siglo 21 en Reino Unido. ESPECIAL

Recordada por muchos como una de las voces más poderosas de la industria de la música, Amy Winehouse fue una de las artistas más emotivas que se han conocido y poco fue el tiempo en el que se pudo disfrutar de su talento, pero el suficiente para dejar un legado a su paso.

Amy saltó a la fama en 2003 con su álbum debut ‘Frank’, el cual fue todo un éxito comercial en el Reino Unido. Tres años después llegó ‘Back to Black’ y el mundo entero supo quién era esta joven cantautora del característico delineado negro y del peinado beehive, su segundo álbum le otorgó 6 nominaciones al Grammy, de los cuales se llevó 5 a casa, entre los que se encuentran Canción del año y Mejor artista nueva. Esto la convirtió en la primera artista británica en llevarse este número de distinciones en una sola noche, además de que se convirtió en el álbum más vendido del siglo XXI en la nación inglesa.

Pero, así como el éxito le llegó a manos llenas gracias a su talento, los excesos también lo hicieron y a la par de que era distinguida con prestigiosos reconocimientos, también lo era por sus problemas de acción a las drogas y al alcohol. El 23 de julio del 2011, Amy Winehouse fue hallada muerta en su departamento de Camden, tras sufrir un coma etílico.

¿Qué era lo que tomaba Amy Winehouse en sus conciertos?

Luego de su fallecimiento, se descubrió que Amy Winehouse tenía en las venas 416 miligramos de alcohol por cada 100 mililitros de sangre, en su habitación se encontraron tres botellas de vodka y debido a que bebió tanto sufrió una intoxicación alcohólica.

2007 fue el año de inicio de sus tantas polémicas; luego de su boda, la cantante de soul comenzó a consumir drogas duras y fue entonces que se convirtió en el objetivo favorito de la prensa rosa. Su foto aparecía todos los días junto a un titular controversial, donde se hablaba de sus problemas con la ley, de su apariencia, de sus peleas físicas con su entonces esposo o de sus salidas a los clubes llenos de excesos. Tiempo después Winehouse fue hospitalizada de urgencia por una sobredosis de heroína, crack, cocaína, ketamina y alcohol.

En 2008, Amy participó en el festival de Rock in Río III, en la ciudad de Lisboa, pero luego de presentarse después de media hora de retraso, la cantante subió al escenario después de haber bebido en exceso, luciendo totalmente borracha, tambaleándose y sin poder cantar. Luego de este suceso, los organizadores de eventos se preocupaban cada que la británica tendría un concierto, pues temían por el estado en el que pudiera aparecer.

En esos años la prensa llegó a publicar que Amy Winehouse pidió 48 botellas de Jack Daniel’s para su concierto en el festival Bestival en la isla de Wight del Reino Unido. Los organizadores dijeron que esa era una cantidad ridícula e imposible que ella y su equipo pudieran beber. “Naturalmente ahora todos temen que ella esté planeando algo alocado. Con los antecedentes de Amy esto podría dañar la presentación o crear caos. El whiskey es mejor que la heroína, pero no 48 botellas de eso”.

Aunque se podría decir que el vodka y el whiskey eran las bebidas que más tomaba Amy Winehouse, lo cierto es que lo único que le importaba a la cantante era beber algo que la ayudara a escapar de la realidad.