Logo Sónica
Música

'En el muelle de San Blás': la TRÁGICA historia de amor que inspiró la canción de Maná

La historia desafortunada de una mujer con el corazón roto inspiró este popular tema del rock mexicano.

Escrito en Música el
'En el muelle de San Blás': la TRÁGICA historia de amor que inspiró la canción de Maná
Maná. La trágica historia de amor que esconde la popular canción mexicana de rock. Instagram @manaoficial y Twitter @SoyUnMassapan

En 1997, como una banda completamente consolidada en el rock mexicano, Maná publicó su quinto material de estudio llamado "Sueños Líquidos", del cual se desprenden sencillos como "Clavado en un bar", "Hechicera" y "En el muelle de San Blás", una canción basada en una trágica historia de amor.

Maná lanzó como sencillo "En el muelle de San Blás"  el 29 de noviembre de 1997, con un vídeo musical memorable y nostálgico en el que se muestra pasar la vida de una mujer en la costa, desde que es joven hasta que envejece, mientras espera por su ser amado, quien parte en una embarcación. 

La trágica historia de amor detrás de "En el muelle de San Blás" de Maná

Esta canción esta en realidad inspirada en una historia real y la mujer del relato lleva por nombre Rebeca Méndez Jiménez. Durante mucho tiempo se dijo que, por el abandono de su ser amado, la mujer quedó loca y espero toda su vida vestida de novia esperando al amor de su vida. 

Sin embargo, hace unos años su hija Blanca Leticia Suárez Méndez reveló la verdad de la historia de su madre, para reivindicar su reputación y señalar que no tenía una enfermedad mental, sólo estaba muy enamorada. Esta anécdota inició en Guadalajara, en donde Rebeca destacó como una talentosa cantante. 

El embarazo y la relación con el padre de la hija que estaba concibiendo, se presentaron como un obstáculo en la vida de la pobre mujer, quién sufrió por el desacuerdo de su familia frente al peligroso rechazo de su pareja, a tal grado que tuvo que abandonar el país para protegerse del padre de Rebeca. 

La tristeza hundió a Rebeca, quién buscó la felicidad en otro hombre. Con su segunda pareja tuvo dos hijos, sin embargo nunca pudo casarse porque ese hombre ya estaba casado. Sus deseos por contraer matrimonio eran tan grandes que tuvo que ser llevada al manicomio vestida de novia; la despojaron de su herencia y de sus progenitores, los cuales fueron llevados a Italia. 

Su delirio al interior del manicomio cesó gracias a un sismo de magnitud 8.1 que sacudió a México en ese entonces. Así, la mujer aprovechó para escapar de ahí y huir lejos hasta llegar al muelle de San Blás, en la costa de Nayarit. La llegada de Rebeca al sitio intrigó a los locatarios, pues no paraba de fumar, y todos se preguntaban quién era ella. La apodaron "la chica de humo". 

A pesar de sus desventuras, volvió a enamorarse de un hombre menor, pero que reavivó la ilusión de efectuar su anhelado compromiso. Esta esperanza también se extinguió posteriormente, debido a que su joven enamorado falleció brutalmente en un accidente. 

Para finalizar sus días, Rebeca siguió frecuentando el muelle de San Blás, en dónde emprendió la venta de muñecas de tela y dónde se rumora que se encontró con Fher de Maná, a quién le contó su historia para después inmortalizarla en la popular canción.

La señora del muelle de San Blás falleció el 16 de septiembre del 2012 a la edad de 63 años, después de que Blanca Leticia logró encontrar su paradero. Se dice que Rebeca conoció la canción de Maná y se emocionaba al escucharla. Dicho tema, popularizó la historia desafortunada de esta mujer a quién incluso le levantaron una estatua en el muelle de San Blás para conmemorar la leyenda.